La historia secreta del caracter #hashtag

La almohadilla '#' (actualmente conocida como hashtag) viene de la abreviación latina 'lb', que a su vez es la abreviación de 'libra pondo'.

Adriana Caneva y Shiro Nishimoto, del estudio londinense Off-White, han sacado a la luz el libro Glyph*, donde se cuenta el origen de los símbolos de puntuación más conocidos, como el punto, la coma, el interrogante o la famosa “almohadilla” (utilizada en los #hashtags de Twitter).

En Wired han recogido de manera muy breve historias de algunos signos de puntuación presentes en el libro, pero personalmente me ha llamado bastante la atención la historia del caracter almohadilla ‘#‘.

La almohadilla ‘#‘ (actualmente conocida como hashtag por su fuerte utilización en las redes sociales) viene de la abreviación latina ‘lb‘, que a su vez es la abreviación de ‘libra pondo‘ (peso por libra o ‘pound weight‘). Se utilizó por primera vez alrededor del siglo XIV y era escrita con un pequeño guión encima de las letras para que la ele (‘l‘) no fuera confundida con un uno (‘1‘).

A la izquierda, como se escribían de manera manuscrita ambos caracteres. A la derecha, su alternativa impresa.
A la izquierda, como se escribían de manera manuscrita ambos caracteres. A la derecha, su alternativa impresa.

Esta adición fue gradualmente integrándose en el lenguaje escrito hasta convertirlo en la almohadilla (‘#‘) que conocemos, donde la línea inferior vendría a ser la parte inferior de las letras ‘l‘ y ‘b‘, y la línea superior se referiría al guión “artificial” que se añadió para evitar confusiones.

A finales de los 60, los laboratorios Bell incluyeron este caracter en sus dispositivos y lo utilizaron para separar las letras de los números en sus sistemas telefónicos. Como no tenían un nombre para él, lo llamaron octothorpe (‘thorpe‘ es una palabra en lenguaje Old Norse que significa ‘campo’ y ‘octo‘ significa ‘ocho’, que vendrían a ser los ocho extremos de las líneas que forman el caracter).

Actualmente la almohadilla es ampliamente usada, y no solo en “redes sociales”. En música se utiliza para denotar que una nota es sostenida (medio tono por encima de la original), en el lenguaje CSS se usa para codificar un color (por ejemplo, el color #FFFFFF es el blanco) y en algunos lenguajes de programación sirve para ignorar lo que venga a continuación y poder así comentar el código.

test