Llevo trabajando desde casa unos 5 años. He trabajado en remoto bajo nómina, y también como freelance desde hace algo más de 3 años y medio. La idea de alquilar una oficina es algo recurrente que de vez en cuando me viene a la cabeza, pero en días lluviosos, con mucho calor, o con tráfico excesivo desaparece ante la clara ventaja de "quedarte en casa".

"No se cómo lo haces" o "Yo no podría" son algunas de las frases que me dicen cuando digo que trabajo en casa, y que además soy super productivo (más que en una oficina, para ser honesto). Yo siempre respondo con la misma palabra: disciplina. Creo sinceramente que la verdadera clave de la productividad es ser disciplinado; desde ponerte objetivos (y cumplirlos) hasta tener horarios para (casi) todo. Te cuento cómo lo hago yo.

Mi jornada laboral

Mi jornada laboral comienza siempre a las 9.00h, y termina a las 18.00h. No trabajo 9 horas, pero de media diría que estoy en torno a unas 7 horas de trabajo productivo, entre que te llaman por teléfono, te levantas para ir al baño, comes, etc. En este aspecto me estoy volviendo cada vez más estricto, y no tanto con la hora de comienzo sino con la hora a la que termino. Muchas veces es complicado cortar a cierta hora cuando estás enfrascado en el desarrollo, pero me he dado cuenta con el tiempo que lo ideal es darse un respiro.

Por lo general hago unas 3 o 4 pausas de más de 10 min durante el día (si me oyera Francesco Cirillo, creador de la técnica Pomodoro..). Las pausas suelen ser para tomar algo a media mañana, almorzar, tomar algo a media tarde, etc. Como regla me he impuesto no comer nunca delante del ordenador. Y cuando digo comer no me refiero a algún café o comer algo puntual, sino comidas como desayuno, almuerzo o cena. De hecho, lo tomo como excusa para levantarme, estirar las piernas y descansar la vista (otra regla: no mirar el móvil mientras como).

Muchas personas también son partidarias de descansar a mediodía un ratito: algunos se echan una pequeña siesta, otros aprovechan para jugar a algún juego, ver alguna serie, etc. Yo nunca descanso a mediodía porque me he dado cuenta que aprovecho mejor el tiempo. El trabajo del desarrollo software es muy creativo, y no hay nada peor que un parón cuando estás inspirado. Para evitar perder el hilo, prefiero trabajar todo seguido sin parones de más de 20 minutos. Durante un tiempo probé a parar tras comer (siempre almuerzo a las 14.00h de la tarde), y volver a trabajar a las 15.30h, pero era peor porque entre que seguía con lo que estaba y volvía a coger el hilo, a lo mejor pasaban 20 o 25 minutos; al final siempre terminaba más tarde de trabajar.

Esta rutina de horarios me ha costado bastante seguirla en ciertos momentos. Hay días que se hacen eternos porque no sale nada, y otros que pasan volando porque has avanzado muchísimo. Lo que quiero intentar ahora es disminuir en 1 hora la jornada, y usar esa hora para "aprender algo nuevo" en algún curso, tutorial, etc. Con todo el ajetreo diario a veces uno pierde el foco y no saca tiempo para "cultivarse" como debiera.

¿Redes sociales? Poca cosa

¿Y qué hago con el móvil? Fácil: sin WiFi mientras trabajo. A no ser que esté esperando un mensaje de alguien en concreto, no le activo la WiFi al móvil para evitar distracciones. Con mis clientes uso el email, y si alguno quiere usar Whatsapp le explico que no estaré disponible de la forma que espera. De hecho, el móvil siempre lo tengo en silencio (con vibración por si suena). Así no me da ningún microinfartito cuando estoy depurando código y me entra una llamada :D

Las redes sociales tipo Twitter, Reddit, Facebook, etc. no las miro nunca mientras trabajo. En algún descanso es cierto que quizás echo un vistazo rápido, pero poco más. Durante un tiempo tuve instalada la extensión StayFocusd para Google Chrome; su funcionamiento es muy simple: introduces una serie de páginas web y limitas su visualización en tiempo durante un intervalo. Por ejemplo, si trabajas de 9 a 6 como yo, pues en ese intervalo decides que ciertas páginas web no estén disponibles. Es algo así como si tuvieras a tu jefe mirándote por encima del hombro todo el rato. Si te cuesta concentrarte, te la recomiendo.

Los peores momentos son esos en los que no avanzas y estás atascado con algo. La tentación de echarle un vistazo al móvil para mirar el Whatsapp, o entrar en alguna web para ver si se ha actualizado es muy alta; por eso, extensiones como StayFocusd pueden ayudarnos a concentrarnos. Una vez coges el hábito, todo es más fácil.

Software: Inbox, Trello, Google Drive, Visual Code...

Para conseguir cumplir mis objetivos y ser productivo en mi día a día utilizo algunas herramientas software que me ayudan a organizarme:

  • Trello: tengo un tablón llamado "Personal" que utilizo a modo de ToDo (presupuestos, facturas que tengo que enviar, si tengo que llamar a alguna persona, etc.), y luego creo un tablón por cada proyecto que estoy desarrollando. Independientemente de si mi cliente también utiliza Trello (así puede llevar también un seguimiento del proyecto) como si no, el tablón es creado y actualizado igualmente. Utilizo una mezcla entre Kanban y SCRUM para organizar los proyectos, y voy actualizándolos a medida que voy realizando tareas. Parece una tontería lo de actualizarlo sólo para mí, pero cuando varios días después quiero ver cómo va un proyecto que tengo bloqueado porque estoy esperando por algo/alguien, ayuda bastante poder tener una "vista de pájaro".

  • Inbox (Gmail): aunque reconozco que su interfaz a veces no me resulta agradable, la mayoría del tiempo me sirve perfecto. Intento mantener la bandeja de entrada lo más limpia posible, y si algo ya está respondido lo archivo en su etiqueta correspondiente. Nunca tengo decenas de correos sin leer, o simplemente en la bandeja de entrada (tengo un poco de TOC con eso...)

  • Google Drive: si necesito crear un documento y que alguien lo revise, o simplemente estoy redactando alguna propuesta, presupuesto, o lo que sea, todo va guardado en Google Drive. Lo mejor es que puedo exportar a PDF cualquier documento, y lo tengo siempre accesible también desde el móvil.

  • Slack: lo uso puntualmente para hablar con algún amigo y con algún cliente que me ha dado acceso a su Slack. Trato de mantenerlo cerrado mientras trabajo para evitar distracciones. En general intento no chatear mientras trabajo porque me gusta más el rollo "asíncrono" del email.

  • Skype: mi herramienta principal para las video-conferencias. También utilizo appear.in si en algún momento Skype me da problemas.

  • Dropbox: lo utilizo para sincronizar algún documento suelto y poco más. Antes lo utilizaba muchísimo (incluso para el código), pero a día de hoy no me resulta tan bueno como antes; creo que Google Drive funciona mejor para lo que yo necesito.

  • Visual Code: el mejor editor de código que he probado con mucha diferencia. He probado Sublime, Atom, vim y hasta Netbeans, pero sin duda me quedo con Visual Code (aunque a veces se le vaya la olla un poco con el consumo de RAM).

  • Git: si eres desarrollador y no usas un sistema de control de versiones (Git, por ejemplo), ya estás tardando. Hace un par de meses actualizé mi cuenta de Github al plan Developer ($9/mes) para tener repositorios ilimitados, poder colaborar con otros desarrolladores, etc. Bitbucket ofrece un plan similar, pero gratis. Yo prefiero Github porque su interfaz web me resulta bastante más agradable y cómoda.

  • Google Chrome: me dedico a desarrollo web (aparte de apps móviles), así que mi navegador preferido es Google Chrome. He probado las herramientas de desarrollo de IE y de Firefox; pese a que han mejorado muchísimo, me sigue pareciendo más fáciles de usar y mejores las de Google Chrome (Chrome Developer Tools).

Hardware: Macbook, monitor adicional, teclado/ratón inalámbricos...

En materia de hardware la verdad es que no tengo una setup excesivamente bestia. Todo lo he ido adquiriendo poco a poco (uno tampoco es millonario), y ha sido todo para mejorar mi productividad y estar más cómodo en algo a lo que dedico 8 horas diarias.

  • Macbook Pro 13'' retina 256 Gb (año 2015): lo compré nuevo en las rebajas de Halloween a un retailer oficial local (Banana Computer) por 1.350€ (valía casi 1.500€ sin rebajar). Llevaba tiempo detrás de un portátil Mac porque mi portátil Acer se me había quedado obsoleto hacía un par de años, y no podía programar aplicaciones para iOS (que era lo que llevaba haciendo varios meses). Afortunadamente en esos meses me prestaron un Mac, pero yo quería tener el mío propio para no depender de nadie. Según vi la oferta ni me lo pensé y lo compré. Nunca me he arrepentido, sinceramente.

  • Laptop Stand: lo compré hará cosa de un mes y estoy contentísimo con él (no se por qué no lo había comprado antes). Yo tenía ya un soporte con ventiladores, pero nunca había probado con uno que levantara realmente el portátil de la mesa y lo dejara a la altura de mi vista. Mi mesa de trabajo no es muy grande, así que este soporte me ayuda a ahorrar espacio y estar más cómodo. Si tienes un portátil y necesitas tenerlo a la vista (por ejemplo, porque lo utilizas), te recomiendo que compres un soporte de este tipo. Los hay de plástico, plegables, de aluminio, etc. El que compré yo es de aluminio y a mí me costó 35€.

  • Teclado bluetooth Logitech K380: tras casi un año utilizando el teclado del Mac, y teniendo que hacer malabarismos en mi mesa (que ya te dije, no es muy grande), al final decidí comprar un teclado bluetooth por comodidad. Tras mirar varios modelos (miré hasta los oficiales de Apple, pero me negaba a pagar 100€ por un teclado), me decidí por el Logitech K380. En relación calidad-precio está muy bien (me costó 30€), utilizando unos botones que trae puedes conectarlo hasta a tres dispositivos distintos, y el tacto es muy bueno. Además, no es demasiado grande y si quieres puedes llevarlo dentro de la bolsa del portátil.

  • Ratón Logitech M171 Inalámbrico: tras comprobar la comodidad de lo inalámbrico (siempre había sido reacio por el tema "pilas"), adquirí un ratón inalámbrico (no bluetooth, porque el precio se disparaba). El que compré fue el ratón Logitech M171. De buen tamaño y muy cómodo, la verdad es que es una gozada usarlo (casi no hace ni ruido).

  • Monitor Acer 23'': yo tengo un monitor Acer de 23'' normalito, nada de 4k, 160 Mhz ni similares. Es el que utilizo con el sobremesa, así que lo único que hago es desconectar el cable y conectarle el del portátil para utilizarlo como segundo monitor. En este es donde tengo abierto el Visual Code, el inspector del Chrome, etc, y en el portátil tengo abierto el navegador y otras ventanas más secundarias como Trello o el correo.

  • Adaptador Inves Mini Display Port a VGA: si tienes un Mac no te queda otra que pasar por el aro y comprar adaptadores. Estuve mirando un adaptador para conectar un monitor y salían casi 60€ los oficiales; encontré este en El Corte Inglés por 10€ y hasta la fecha he tenido cero problemas con él. ¿Que por qué uso VGA y no HDMI? Porque no tenía cable, y pasaba de gastarme más dinero en comprar otro cable HDMI sólo para esto :D

Además del hardware que utilizo para mi trabajo, tengo un PC de sobremesa que no está nada mal equipado. Le he ido cambiando piezas con el tiempo, y ahora mismo lo tengo como yo quiero, y para lo que lo utilizo (trabajo y ocio, aunque desde hace meses más lo segundo) está perfecto. Tiene un procesador i7, una NVIDIA GTX 970, 8 Gb de RAM DDR3, dos discos duros mecánicos de 500Gb y un disco duro SSD de 256 Gb donde tengo instalado Windows 10 y Ubuntu, etc. Ambos sistemas operativos los tengo actualizados y con todo lo necesario para trabajar por si necesito usarlo.

No utilizo Mac por ser un fanboy de Apple. Simplemente me han salido varios trabajos para hacer aplicaciones móviles y no me ha quedado otro remedio. El Macbook Pro es un buen ordenador, pero también es carísimo. En mi caso lo amorticé con el primer trabajo que hice, pero entiendo que para otros desarrolladores no sea tan evidente. Para mí la clave es utilizar un sistema Linux (en mi caso, Ubuntu). Da la casualidad de que Mac OS es un sistema Unix, así que me sirve perfecto. Hay otras marcas como Dell que ofrecen alternativas como el Dell XPS 13 que están muy bien.

Mis recomendaciones

Trabajar en casa a veces no es tan fácil. Yo tengo la suerte de vivir en un sitio tranquilo, y mi familia respeta mucho mi entorno de trabajo, así que por el ruido no tengo problema. Los problemas vienen cuando estás todo el día en casa, y a veces tienes esa sensación de "agobio" por no poder compartir con compañeros de oficina tu día a día. Yo lo veo como el precio que hay que pagar por tener algo más de flexibilidad horaria y menos control; el ahorro es increíble (no comes fuera, no te desplazas en coche, etc) y aprovechas bastante mejor el tiempo al no sufrir distracciones.

A todo el que me dice que le gustaría trabajar en casa, yo siempre le recomiendo lo mismo:

  • Ser disciplinado, no sólo con los horarios sino con el trabajo. En tu jornada laboral, cada hora que no estás siendo productivo estás perdiendo dinero, acuérdate.

  • Estar cómodo no sólo es tener ropa suelta, también es tener un espacio que te resulte agradable de utilizar (ya sea por hardware, software, o por condiciones ambientales como la iluminación).

  • Aprender a buscarse la vida y ser autosuficiente será clave en tu día a día. Hay personas incapaces de resolver problemas sin preguntarles a los demás. Si trabajas en casa más te vale ser muy bueno buscando soluciones.

  • Tu entorno debe ser consciente de que estás trabajando y requieres tranquilidad. Si tu familia no lo entiende o no respeta esa necesidad, lo vas a tener muy difícil para trabajar en casa.

  • Trabaja de día, duerme de noche. Mucha gente dice que son "animales nocturnos", de esos que trabajan hasta las 5 de la mañana, y luego se levantan a las 2 de la tarde. No hagas eso. Son costumbras malas de quitar, y además tus clientes no lo entenderán. ¿Contratarías a alguien que en un día laboral nunca te coge el teléfono/contesta a un correo hasta las 7 de la tarde porque trabaja de 10 de la noche a 6 de la mañana?

  • No sacrifiques sueño por trabajo. Yo lo he hecho alguna vez y a la larga no merece la pena. Si estás ahogado en trabajo, adopta soluciones que no sacrifiquen tu salud: contrata a alguien, planifica mejor, tarifica más horas, etc. Lo de "apps en 1 semana" trabajando 15 horas al día no es sano. No seas ambicios@ con el dinero. Como dice mi padre: al final todo se queda aquí.

Trabajar en casa es complicado, y establecer una rutina de trabajo en un entorno que se supone "de relax/ocio" lo es aún más, pero todo es ponerse. Hay días negros, días grises, y días espléndidos. Yo últimamente estoy conviertiendo días negros en grises poco a poco. Al final, todo es cuestión de disciplina :)